CUP_eslogan 27S

ERC y el votante CUP

en Europa/Política por

Desde hace ya meses no hay encuesta en Catalunya que no pronostique un descenso de votos para la CUP, la formación anticapitalista e independentista que se ha convertido durante esta legislatura en el Parlament en el mayor aliado del Gobierno. Si el 27S de 2015 la CUP obtuvo un 8,2% de los sufragios, el último barómetro del Centre d’Estudis d’Opinió (CEO, organismo oficial de la Generalitat) le otorga un 4,7% de intención de voto. Esta intención no es directamente comparable con un resultado electoral pero deja entrever la caída de la formación.

La cuestión, llegados a este punto, es analizar al votante perdido por la CUP. ¿Hacia qué partido se inclina? ¿En qué se diferencia de aquel votante que continúa confiando en la formación de izquierda alternativa? Ayudados por el mismo barómetro del CEO observamos que casi 1 de cada 5 votantes de la CUP en las últimas elecciones al Parlament se decantaría ahora por la coalición de gobierno, Junts pel Sí, formada a su vez por el PDeCAT (la antigua CDC) y Esquerra Republicana. Pero el dato más significativo lo encontramos si atendemos a la respuesta directa de los votantes (sin la recodificación por cada grupo político del Parlament). De todos estos nuevos votantes de JxSí procedentes de la CUP, un 93% votaría a Esquerra Republicana en caso de presentar una candidatura separada y solo un 7% lo haría por el PDeCAT.

La proximidad entre el votante de la CUP y ERC no solo se descubre analizando la intención de voto. Los exvotantes de la CUP se sitúan, por ejemplo, casi un punto más a la derecha en la escala ideológica de lo que lo hacen los actuales votantes CUP. Además, los ‘ex’ se declaran más cercanos al partido de Oriol Junqueras, líder al cual valoran incluso mejor que a Anna Gabriel, una de las actuales cabezas visibles de la CUP, y que a otro diputado anticapitalista, Benet Salellas, al cual un 69,6% de los exvotantes no conoce.

Pero no solo entre ERC y el PDeCAT se divide el voto que pierde la CUP. Cuando se pregunta por la intención de voto a todos aquellos que el 27S de 2015 votaron a la formación anticapitalista, un 72% sigue apostando por Gabriel y los suyos y un 18,3%, como ya hemos comentado, se inclinan por alguna de las dos formaciones de Junts pel Sí. Si seguimos, vemos que hasta un 8,5% votaría ahora por Catalunya Sí Que Es Pot, la coalición que en el Parlament lidera Lluís Rabell y de la cual forma parte Podemos, ICV y otras formaciones de izquierda.

Periodista y politólogo. Doctorando en Política Europea. Fundador de Brupek y periodista freelance para diferentes medios.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*